El origen y consumo del tabaco se inició por los indígenas americanos, como una forma de satisfacer algunas necesidades como la ansiedad, lo cual fue adoptado por Colón al toparse con las Américas, lo que se propago y velozmente se convirtió en una adicción en toda Europa, hasta crear variaciones del consumo de esta hoja de tabaco como el cigarrillo para el siglo XX, lo que originó una serie de enfermedades por el consumo del cigarrillo.

Componentes del cigarrillo

El cigarrillo aunque pequeño tiene más de 4000 compuestos, que si es cierto se encuentran en mínimas concentraciones son causantes de patologías en su mayoría crónicas, siendo su principal componente la nicotina, dotando al cigarrillo de un carácter muy adictivo lo que ejerce sobre el consumidor, cualquier persona, profesores, tenderos, cerrajeros economicos Alicante una serie de conductas psicoactivas que aumentan y disminuyen su frecuencia de consumo según sea la cantidad en sangre.

Las enfermedades por el consumo del cigarrillo son producidas también por elementos cancerígenos que dañan gravemente la superficie de la boca, además de poseer monóxido de carbono, alquitrán, y aditivos altamente tóxicos por lo que se considera un asesino silencioso.

¿Cuáles son las enfermedades por el consumo del cigarrillo?

Sin duda alguna existen patologías muy conocidas, y otras menos frecuentes, pero no se puede refutar que todas son malignas para nuestro organismo, y todo inicia desde que se quema la punta del cigarrillo hasta que se consume totalmente en cenizas.

Las enfermedades por el consumo del cigarrillo pueden iniciar como una leve gingivorragia hasta desencadenarse en un cáncer de boca, o al producirse el humo de este, el cual se almacena e irrita la superficie respiratoria para generar por ejemplo una bronquitis crónica.

Las más frecuentes enfermedades por el consumo del cigarrillo son:
• Gingivorragia y cáncer de boca.
• Bronquitis crónica y Cáncer de pulmón.
• Cáncer de laringe.
• Cardiopatías Coronarias.
• Lesiones cerebro vascular.
• Aneurisma Aórtico.
• Cáncer de esófago, estómago, páncreas y riñón.
• Además de producir muertes en lactantes como el síndrome de muerte repentina y bajo peso al nacer.

Estas enfermedades por el consumo del cigarrillo son productoras de más de 400.000 muertes de personas menores de 40 años solo en Norteamérica, lo que predice que de cada 100% de consumidores, alrededor de 40% morirán prematuramente.