Ya es bien sabido que el fumar durante el embarazo es perjudicial para la salud de la madre y por ende del bebé, es primordial abandonar este mal habito al solo saber que se está en periodo de gestación, pero ya hacerlo durante ese periodo en el cual se está amamantando es bueno reconocer si es adecuado o no.

El componente principal del cigarrillo que es la nicotina es perjudicial para todos los seres vivos y sobre todo para los bebés, le impide toda una serie de factores que alterarían enormemente la salud, el desarrollo y el progreso del lactante.

Riesgos para él bebe

Cuando se está en este periodo tan importante en la vida de un bebé, y la madre comienza a fumar, le impide a su bebé desarrollar ciertas condiciones que son necesarias en su crecimiento, como es la ganancia de peso, y las horas de sueño. El cigarro contiene muchos elementos que son tan perjudiciales para la salud que determinan ciertas enfermedades que pudiesen padecer los bebés a futuro, como el asma y la hiperactividad en el sistema respiratorio.

Al ser madres fumadoras, la leche materna que proporciona a su bebé es mucho más deficiente en minerales, y que estos son esenciales para el perfecto crecimiento del lactante, y se cambian por metales más pesados como el mercurio, que a pesar de encontrarse en dosis mínimas son muy perjudiciales para la salud del niño. Esto quiere decir que el déficit en la alimentación básica se verá sumamente alterados, lo que propondría el padecimiento de enfermedades graves.

Posibles complicaciones en el lactante

Existe una enfermedad muy grave en los bebés menores de seis meses de edad, es la Muerte Súbita en lactantes, este padecimiento ocurre con más frecuencia del que se quisiera, pero en bebes en donde sus madres son fumadoras los riesgos son más altos, al optar a infecciones respiratorias más comúnmente el niño puede tender más a sufrir de estos episodios, además la nicotina no solo queda en partículas presentes en la leche materna también quedan residuos en el ambiente que son inhalados por los bebés, se debe recordar que ellos no cuentan con las defensas como se encentran en los niños más grandes.

Es necesario dejar de fumar durante la lactancia materna

Lamentablemente para las fumadoras es lo más recomendable, es necesario dejar de hacerlo afecta directamente el desarrollo y crecimiento del bebé, en caso de no poder dejarlo lo recomendable es alimentar al bebé con lactancia artificial, por lo que las recomendaciones del pediatra son las más importantes.

Cabe destacar que es importante tener presente que la lactancia materna es fundamental y primordial en los primeros meses de vida del bebé, crea un vínculo directo con la madre, además de ser el alimento ideal y el mejor para el perfecto desarrollo y crecimiento del bebe. Además  que la nicotina reduce la producción de leche materna y muy probablemente varié su sabor, lo más recomendable es disminuir en la medida de lo posible las cantidades de consumo de cigarrillos al día, además no se puede dormir cerca del lactante por lo que lo ideal será  asumir que durante este periodo de la vida es el ideal para dejar de fumar, ayudara de manera determinante a la madre y al bebé.