El cigarrillo y el café son una mala combinación

Desde que se inició el consumo de la hoja de tabaco típica de los aborígenes americanos y fue incluida en la vida de las demás culturas, se ha mantenido un fuerte lazo o relación con el consumo del café, y esto lo podemos apreciar constantemente en nuestro entorno diario, como en el trabajo, en un restaurante, durante reuniones familiares o sociales, pero sin saber que el cigarrillo y el café son una mala combinación para el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Dejar de fumar es sumamente difícil para quien ejerce esta actividad, por el componente adictivo que presenta el cigarrillo, esta es una afinidad que posee con el café, ya que esta bebida contiene una sustancia llamada cafeína, la cual tiene una igualdad con la nicotina, pues surte en quien la ingiere un efecto muy dependiente.

Trastornos provocados por esta combinación

El cigarrillo y el café son una mala combinación desde cualquier punto de vista, pues por si solos son productores de enfermedades en el aparato respiratorio, cardiovascular, hepático, renal, óseo y neurológico, por lo que su consumo en combinación producirá un efecto potenciado que aportara mayor deterioro de estos sistemas.

¿Te has preguntado que daño provoca el café? Por si solo el café no es tan dañino si no se ingiere en exceso, pero su alta frecuencia es perjudicial para el corazón principalmente, ya que provoca un aumento exagerado y arrítmico de la frecuencia y fuerza cardiaca provocando primeramente casos de hipertensión arterial y más gravemente miocardiopatías hipertróficas. También es conocido que su consumo puede estimular a la obstrucción de las arterias coronarias, evitando el flujo sanguíneo hacia el corazón y produciendo Síndromes coronarios agudos, como un infarto al miocardio.

Si solos tienen características perjudiciales, imagina lo que pueden hacer juntos, además de tener ambos efectos estimuladores en hígados grasos, y es por esto que se dice que el cigarrillo y el café son una mala combinación.

El cigarrillo y el café una mala combinación que genera insomnio y ansiedad

Otros de los trastornos comunes que se presentan por el consumo de estas sustancias es la pérdida del sueño pero acompañada de cansancio y la sensación de ansiedad o angustia, que fungen como consecuencias pero a la misma vez como desencadenantes para el aumento en la frecuencia de consumo ellos, convirtiendo a esta adicción en un círculo vicioso.