Durante el embarazo es necesario que la madre se encuentre en un completo estado de salud, puesto que cualquier enfermedad que se le presente es capaz de generar alguna alteración en el desarrollo del feto sobre todo durante los primeros meses de gestación.
El consumo de cigarrillo en el embarazo genera en gran medida una disminución en el aporte de oxígeno al feto, provocado por los efectos del monóxido de carbono y nicotina, que son sustancias toxicas que por lo general tienden a producir supresión del sistema nervioso central, induciendo así un retraso en el desarrollo mental y físico de los niños al nacer, que es evidente por el bajo peso que presentan los niños de las madres fumadoras.

¿Fumar provoca defunciones neonatales?

El consumo de cigarrillo en el embarazo, en muchas ocasiones es la causa de muerte de neonatos durante los primeros meses de vida, debido al constante daño neuronal que sufren, a causa de las sustancias inhaladas provenientes del humo del cigarrillo, además de que desarrollan una marcada insuficiencia respiratoria que termina en un síndrome de muerte súbita del lactante, y al ocurrir este hecho es casi imposible recuperar la vida del bebe, en la gran mayoría de los casos que se presentan.

El aborto espontaneo es otra consecuencia reflejada por el consumo de cigarrillo en el embarazo, en donde las madres presentan abundantes hemorragias uterinas y en pocos casos pueden llegar a tener un embarazo ectópico, lo cual es incompatible con la vida del bebe. Por esta razón de manera indirecta se puede generar un deterioro irreversible y duradero en el aparato reproductor de la mujer, con trastornos menstruales como amenorrea o metrorragia y en un futuro inducir un cáncer de cuello uterino.

Recomendaciones del consumo del cigarrillo durante el embarazo

Para algunas madres que han sido fumadoras por años, es casi inevitable dejar de consumir el perjudicial tabaco, aun sabiendo que es toxico tanto para ella como para el bebe, pero es necesario que dejen el uso del cigarrillo por lo menos hasta que el bebe cumpla con su periodo de lactancia, que lo recomendable es que sea hasta los dos años de edad, ya que a través de la leche materna también es capaz de trasmitirle las sustancias que contiene el tabaco.
Evitar ambientes que son concurridos por fumadores es otro método de abandonar el uso del cigarrillo, ya que aunque la madre no fume, esta inhala las sustancias toxicas, convirtiéndose así en una fumadora pasiva y causando de igual manera daño a su bebe.

Cada vez más se registran aumento en el número de personas que sufren de envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo, y esto se debe a que esta práctica tan conocida tiene sustancias sumamente toxicas que dañan y destruyen las fibras por la que está constituida la piel, deteriorando la estética y función de la misma, ¿Eres de este tipo de personas? Pues en este breve post me dedicare a decirte las consecuencias cutáneas que provoca el humo del cigarrillo y recomendaciones para mejorar el deterioro.

Consecuencias cutáneas por el humo del cigarrillo

La piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo y el más evidente a la hora de presentar cambios, y la actividad de consumir cigarrillos es generadora de estos, produciendo la degradación y destrucción del colágeno, principal sustancia de constitución de la piel, es por esta razón que existe un envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo en las personas que lo consumen.

griffinEn estas personas existe perdida de la elasticidad, con aumento en el grosor, espesor y aspereza de la piel, todo porque el cigarrillo está compuesto por componentes altamente tóxicos como la nicotina y monóxido de carbono, que aumenta los niveles de radicales libres en sangre dañando y deteriorando progresivamente la piel y otros órganos fundamentales.
Para que tengas una idea más visible de lo que hablo, un fumador activo tendrá una piel áspera, con múltiples arrugas profundas y secas, además de poseer una perdida potencial de la capacidad de cicatrización con disminución de la captación de vitamina A, vitamina E y zinc, elementos fundamentales para el mantenimiento, regeneración y buen funcionamiento de este órgano.

Una consecuencia temida por los fumadores, además del envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo es la formación y desarrollo de carcinomas de piel; mejor conocido como melanomas, que básicamente se trata de una hiperpigmetacion o aumento en la coloración de la piel por un daño maligno de una capa de la piel.

Recomendaciones para disminuir el envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo
No existe mejor solución que el cese inmediato e irreversible del consumo del cigarrillo, sin embargo es bien sabido que es un proceso lento, que necesita de la ayuda de expertos y familiares en casos severos, pero que es posible con disciplina y dedicación.

Finalmente otra alternativa es el continuo chequeo médico ante cualquier cambio de piel o de cualquier órgano o sistema, esto para evitar malignidades o envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo.

La jerga médica utiliza el término halitosis para referirse a los olores fétidos provenientes de la cavidad bucal y común mente se le denomina mal aliento, muchos son los estudios que demuestran que el consumo de cigarrillo provoca halitosis por lo que explicaremos de manera detallada la razón por la cual se origina el mal aliento y recalcaremos que un aliento saludable es crucial para una aceptación cordial tanto en nuestro entorno social como laboral.

Humo del cigarrillo, principal causante de halitosis

El consumo de cigarrillo provoca halitosis, en efecto es demostrado y es mucho decir que el principal causante de halitosis de manera directa en personas fumadoras es el mismo humo del cigarro que se mantiene en nuestro pulmones y se va expeliendo poco a poco, lo cual deja un olor repugnante para todas aquellas personas no relacionadas con estos hábitos tabáquicos.
Otro factor que demuestra que el consumo de cigarrillo produce halitosis, son los cambios ocasionados a nivel del sistema respiratorio de las personas fumadoras de larga data, esto ocurre debido a que en estas personas ocurre un cambio en las vías respiratorias conocido como metaplasia escamosa, la cual es reversible si seca el consumo de cigarro.

La metaplasia escamosa es un cambio a nivel de la tráquea, donde antes había una especie de micro cepillos denominados cilios encargados de remover todo tipo de sustancia o elementos que se adhieran a la tráquea y mantener dicha estructura libre.
Cuando tenemos una metaplasia escamosa estos cilios desaparecen por lo que se acumula dichas sustancias e inician a degradarse lo que con el tiempo producirá un olor fétido, demostrando de esta manera que el consumo de cigarrillo produce halitosis y cuando ocurre por esta alteración la forma más eficaz para la eliminación del mal aliento es dejar los hábitos tabáquicos.

Efectos negativos de la halitosis en la vida cotidiana

La halitosis como ya habíamos mencionado es el mal olor proveniente de la cavidad bucal, muchas personas pasan por este problema debido a diversas circunstancia que puede que dichas personas no tengan en lo más mínimo la culpa de su padecimiento, aunque en el caso de los fumadores ya tengan previo conocimiento debido a que es común que se les manifieste la incomodidad del hedor provocado por sus actos.

Podemos estar seguro que todos queremos evitar esto a toda costa por lo menos en público, debido a reacciones negativas expresadas por la gente a nuestro entorno y que nos dificultan las interacciones sociales. Esto es uno de los motivos más pequeños y quizás no menos importante para querer iniciar un cambio relacionado al consumo del cigarrillo y dejarlo de una vez por todas para iniciar una mejor calidad de vida ¡estás a tiempo!