¿Por qué dejar el cigarrillo es tan difícil?

¿Por qué dejar el cigarrillo es tan difícil? esta es la pregunta que se hacen todos los fumadores que en algún momento dijeron “voy a dejar este vicio” pero no lo logran porque dicen que es muy difícil. El cigarrillo contiene nicotina y esta causa una dependencia física y una adicción emocional.

Con el uso de la nicotina se obtiene una sensación de recompensa en el organismo, la cual es altamente placentera, y hace que el fumador se relaje de manera extraordinaria, haciendo de esta manera una necesidad en el fumador, por cuanto siempre querrá consumir de nuevo esta sustancia para seguir buscando la recompensa química que supone. En este sentido, la nicotina causa una interferencia respecto a la manera en que fluye la información entre las células del sistema nervioso, creándose una relación de dependencia, por cuanto en algún momento deja de causar la sensación en el mismo nivel, necesitándose mayor cantidad de nicotina para tener el mismo efecto.

Cuando llega el punto en que se decide que es hora de dejarlo se torna tan difícil y comienzan los síntomas: los primeros días el cuerpo comienza a eliminar todos los químicos tóxicos, y se siente una ansiedad, inquietud, pérdida del apetito, en algunos casos incluso mareos, insomnio y cambios constantes de humor, volviéndose el individuo irritable, enojado y quebrantable.

Los fumadores comienzan a notar cambios en su cuerpo a los días de dejar el cigarrillo dichos cambios van desde la percepción del aroma y el sabor de la comida que se come hasta la manera en que se respira, es importante saber el porqué es tan difícil dejar este hábito, una vez se decide dejarlo y el cuerpo comienza a reaccionar de manera positiva y saludable no puede haber vuelta atrás; se pueden aplicar varios métodos, se puede consultar un especialista ya que hoy en día existen infinidades de programas, dispositivos para ayudar a dejar de fumar que sirven de gran ayuda para dejar este terrible hábito que destruye el cuerpo. La verdad es que todos los síntomas son parte de un procedimiento de desintoxicación, que aunque puede ser muy turbio, sólo es una tormenta antes de la calma que trae la superación de este hábito.