Tips para desintoxicarte al dejar de fumar

El tabaquismo se ha convertido en un problema de salud a nivel mundial, exponencialmente ha ido creciendo la cifra de muertes por personas fumadoras y fumadores pasivos en el mundo, convirtiendo al consumo de cigarrillo en un factor de riesgo de 6 de las principales causas de muerte en el mundo, siendo este asociado al cáncer y problemas cardiacos en su mayoría. Además de esto está científicamente demostrado que los componentes del cigarrillo causan una emisión 10 veces más contaminante que un motor “eco diesel”. En https://www.reparaciondecalderasmadrid.es estiman que este mal hábito debe prohibirse en espacios públicos, y en su sede no lo permiten.

Es por esto que en los últimos años hemos visto como las campañas anti tabaco se han vuelto más agresivas, mostrando imágenes cada día más fuertes en sus cajetillas y ganando cada vez más adeptos y logrando sensibilizar a una mayor parte de la población. En https://www.reparacionescalderas.es en conjunto con sus aliados estratégicos de Limpiezas de fosas septicas Madrid han llegado a comprender la vital importancia de estas campañas en la comunidad.

Sin embargo y por muy grande que es la decisión de dejarlo, esto no lo es todo, estudios demuestran que aun dejando de fumar el daño causado por la inhalación prolongada puede persistir por mucho tiempo en el organismo humano, es por esto que la persona que deja el tabaco necesita un proceso de desintoxicación, que ayude no solo físicamente a la salud sino a no volver a retomar el hábito. Aquí les dejamos unos consejos a estos que recién dejan el cigarrillo:

  1. Consumo de ajo: el ajo es un antidepresivo por naturaleza, ayuda a subir el ánimo además de ser un ingrediente infaltable en las comidas por el exquisito sabor que les otorga es un elemento desintoxicante, así que a agregar mucho ajo a la dieta para poder liberar todas las secreciones del cuerpo.
  2. Aléjate de los aerosoles: es imprescindible evitar cualquiera de esos eliminadores de olores e inciensos ya que pueden ser nocivos para la salud de las vías respiratorias.
  3. No consumir lácteos: este tipo de alimentos producen una mayor mucosidad por lo que se pone a trabajar mucho más a los pulmones, así que trata de evitarlos por un tiempo y sustituye por frutas y vegetales que suplan el consumo de calcio.
  4. Haz actividad física: en este punto lo importante es dejar el sedentarismo, es necesario reconocer que el cuerpo está enfermo por lo que exigirle de más no será una buena idea, el truco aquí es sumar alguna actividad que impida el deseo de “encender” la llama nuevamente.

Esperamos estos tips sirvan para los que se unen a una vida mucho más saludable.